Curso Programación Amstrad CPCCursos

Curso Programación Amstrad CPC: Introducción

5
(2)

La programación

Uno de los mejores recuerdos que tengo de mi infancia es una tormentosa tarde de invierno. Un auténtico día de perros, con el viento y la lluvia golpeando la ventana de la sala de estar de la casa de mis padres. En un rincón de aquella sala una mesa camilla redonda con un brasero eléctrico en su interior. Y sobre la camilla el brillo del fósforo verde de mi CPC464 junto al teclado, el Manual de Referencia de BASIC, un cuaderno de hojas cuadriculadas, un bolígrafo y un puñado de cintas vírgenes.

El paraíso. Lo que tenía ante mí no era un juego, era el juego de juegos, era un puzzle que podía deshacer y volver a montar de infinitas formas distintas. Era un generador de universos, donde podías ser un dios en miniatura conformando tu propio mundo a cada línea. Era un terreno inexplorado que podría pasar años explorando. Hoy, décadas mas tarde, todavía lo sigo explorando y sigo sin atisbar el final.

¿Qué es un programador?

Un programador es ante todo una persona a la que le encantan los retos intelectuales. No concibo que pueda dedicarse a esto alguien a quien no le gusta realmente.

Muchas son las personas que se han acercado a mí a lo largo del tiempo diciendo que quieren aprender a programar. No necesariamente porque les guste, sino por motivos tan prosaicos como querer aprender una profesión bien remunerada. Creedme: no funciona así. ¿Por qué? Por una razón muy sencilla: ser programador no es una profesión, es una forma de vida. Programas cuando estás sentado delante del ordenador, programas cuando te cepillas los dientes, cuando caminas por la calle. Programas incluso cuando duermes.Y cuando no estás programando estás aprendiendo. Aprendes nuevos lenguajes, nuevos patrones, nuevos paradigmas, nuevas tecnologías, nuevos frameworks, nuevas features de viejos frameworks… Programar requiere una inversión de tiempo y esfuerzo tan ingentes que solo puedes hacerlo si te gusta.

¿Se puede ser un programador casual?

Sería como ser un boxeador casual, llegas a un gimnasio, te subes al ring y pides pelear con cualquiera. Lo más probable es que el más endeble del gimnasio te destroze.

Evidentemente, llegar al punto de subirte a un ring requiere un montón de preparación previa. A veces he llegado a argumentar que forjar buenos programadores hoy en día es más difífil de lo que lo era en los viejos tiempos. Ahora vivimos en la cultura de la inmediatez, del usar y tirar. Antes estábamos más concienciados de que algunas cosas requieren supreparación. Programar es una actividad que reporta muchas satisfacciones, pero hay que dedicarle tiempo, si lo que quieres es un pasatiempo rápido, mejor haz el crucigrama del periódico.

¿Aceptas el reto?

Si estás dispuesto a recorrer el camino, aquí estaré para darte la pastilla roja y enseñarte hasta donde llega la madriguera de conejos.

Nos vemos en el próximo capítulo.

¿Te ha Resultado útil este artículo?

Ayúdanos a mejorar y danos tu opinión:

Votación promedio: 5 / 5. Total de votos: 2

Fuente
Autor: Abalore
Etiquetas
Mostrar más

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar