ReparacionesTaller

Calibrar la Imagen de un monitor Amstrad CTM 644

4.7
(18)

En este artículo vamos a revisar los pasos más importantes para calibrar la imagen de un monitor Amstrad CTM, con algunos trucos para solucionar incidencias comunes para conseguir que su imagen mejore notablemente.

Quizá os haya pasado que, al volver a encender vuestro monitor Amstrad CTM644 tras un tiempo almacenado, o cuando habéis comprado otro a través de algún sistema de venta entre particulares (donde cuesta ver correctamente el estado de los monitores, debido a lo  poco “fotogénicas” que son las pantallas CRT), resulta que la imagen está un poco rotada, o tal vez si os fijáis bien no está todo lo nítida que debería estar, o incluso los colores que conforman los caracteres se ven “separados” o fuera de lugar. Pues bien, si os ha ocurrido alguna de éstas circunstancias y siempre que no sea por avería del tubo o de algún componente, es muy probable que podamos solucionarlo nosotros mismos.

Calibrar Imagen Monitor CTM 644
Fig. 1- Nuestro flamante CTM 644.

Diversos monitores CRT como los televisores Sony y similares cuentan con un sistema de ajuste de imagen digital que desde el propio mando a distancia podemos ejecutar, y mediante el cual corregir las desviaciones o fallos de imagen que pueda haber. Pero nuestros queridos Amstrad sólo disponen del viejo sistema analógico que consiste en abrir la carcasa y ajustar manualmente una serie de componentes del mismo.

No vamos a entrar en aspectos demasiado técnicos, sino que nos ceñiremos a la forma más sencilla de hacer dichos ajustes para que cualquier persona, sin demasiados conocimientos de electrónica ni por supuesto de reparación de monitores CRT, pueda llevarlos a cabo.

Antes de nada, advertimos que las maniobras que vamos a realizar encierran cierto peligro por la proximidad de algunos componentes cargados de electricidad que no debemos tocar, como la bobina, y que dichas maniobras se harán bajo la responsabilidad del propio usuario, siendo nuestro consejo que extreme la precaución.

Problema 1: Imagen «rotada».

Imagen rotada
Fig 2 – Imagen rotada en nuestra pantalla.

Uno de los problemas más comunes que nos encontramos al calibrar la imagen de un monitor Amstrad CTM es que la imagen aparece «rotada».Si vemos que la imagen de la pantalla está girada unos grados hacia izquierda o derecha como en la fig.2, es razonable  pensar que el yugo se ha movido debido a algún golpe o vibración por ejemplo en el transporte del monitor.

En éste caso la solución es fácil: simplemente hay que girar el yugo muy poco a poco sobre su propio eje hacia el lado que corresponda, previo afloje del tornillo que lo mantiene fijo.

Para hacer éste ajuste debemos, lógicamente, tener el monitor encendido y sin la cubierta posterior. Para ello retiraremos los cuatro tornillos y la carcasa con el ordenador apagado (aún así extremar la precaución para no tocar el tubo ni ningún componente descubierto tras quitar la carcasa) y una vez retirada y con el monitor firmemente asentado (cuidado con la bandeja inferior, se puede venir hacia atrás sin la carcasa) lo enchufamos a la red, le conectamos un teclado y encendemos el ordenador.

Éste es el yugo, rodeado por un círculo rojo (fig. 3). El hilo de cobre que se ve en él es la bobina, NO SE DEBE TOCAR pues tiene mucha electricidad que nos puede dar una MUY potente sacudida si lo hacemos.

Yugo
Fig. 3 – Yugo

El yugo puede tener, en la zona donde se apoya en la trasera del monitor, algún pegote de silicona o pegamento que le pusieron en fábrica, así como unas cuñas de goma (fig. 4) o similar que mantienen el yugo en su posición de origen. Tenemos que eliminar la silicona y quitar dichas cuñas, de lo contrario no podremos mover el yugo. La silicona suele salir tirando de ella con cuidado, igual que las cuñas que están pegadas pero tirando firmemente de ellas con unas pinzas o alicates las sacaremos sin problemas. De hecho las podemos reutilizar porque seguramente seguirán manteniendo su adhesivo.
 

Pegote de silicona.
Fig. 4 – Puntos de silicona y cuñas de fijación del yugo.

Una vez liberados de la silicona y las cuñas, procederemos a aflojar el  tornillo de la abrazadera que mantiene fijado el yugo al tubo de imagen (señalado en fig. 5 con el destornillador). Dicho tornillo puede tener algún tipo de plástico, lacra o silicona en él fijando su posición, pero al aflojarlo se despegará sin problemas. Por lo tanto, pasamos a aflojar dicho tornillo unas dos o tres vueltas de destornillador, no es necesario quitarlo del todo.

Una vez aflojado, tomamos el yugo por la parte de plástico blanco, evitando siempre rozar la bobina o cualquier hilo que salga de ella, y lo giramos cuidadosamente hacia el lado oportuno para contrarrestar la rotación de la pantalla. Si está muy duro y no podemos girarlo, seguramente se nos ha quedado algún pegote de silicona o cuña por quitar, o no hemos aflojado lo suficiente el tornillo, repasar ambas cosas.

Tornillo de la abrazadera de sujeción del yugo.
Fig. 5 – Tornillo de sujeción del yugo.

Ésta maniobra es un poco incómoda por la dificultad de mirar la pantalla y al mismo tiempo, con cuidado de no tocar otra cosa que el plástico blanco que rodea al yugo, rotarlo hasta dejarlo en la posición perfecta. Para una mejor alineación puede ser interesante cargar en el ordenador alguna imagen tipo rejilla o teclear unas líneas con “=======…” a lo largo de la pantalla para afinar mejor la horizontalidad de la pantalla.

Una vez lograda la correcta nivelación de la pantalla, sólo nos queda volver a apretar el tornillo de fijación del yugo y, si se desea, volver a poner las cuñas anteriormente retiradas, si aún mantienen su condición adhesiva. Volvemos a colocar la carcasa con sus cuatro tornillos, y a disfrutar de nuestro monitor con su imagen perfectamente horizontal!!

Problema 2: Caracteres borrosos, colores «descolocados».

Caracteres borrosos.
Fig. 6 – Parece que veamos una imagen «3D» pero sin las gafas…

Este es otro problema común que nos encontramos y para solucionarlo necesitamos calibrar nuestro monitor Amstrad CTM. Si la imagen se ve borrosa, o muestra caracteres dobles o triples en distintos colores, puede deberse (asumiendo que el tubo de imagen y los componentes estén en buen estado) a un desajuste de los anillos de convergencia. Dichos anillos se encargan de orientar correctamente el haz de electrones que proyecta el tubo contra la pantalla, y que armándonos de paciencia (ya os aviso) podemos corregir.

En primer lugar y antes de hacer ningún ajuste, recomendamos tener el monitor encendido unos 20 minutos para que coja temperatura de trabajo y muestre la imagen con sus características habituales. De no ser así, puede ocurrir que tras hacer nuestros ajustes, cuando el monitor se caliente haya alguna diferencia y no esté tan bien calibrado como nos pareció en principio.

Los anillos de convergencia se encuentran situados a continuación del yugo, y llevan una marca por encima de ellos, como una pincelada, que pintaron en la fábrica para marcar la correcta (en principio) posición de los mismos (fig. 7)

Franja pintada para marcar colocación de anillos.
Fig. 7 -Anillos marcados con línea blanca vistos desde arriba.

En primer lugar sería una buena idea tomar una fotografía de la posición en la que se encuentran los anillos (como en fig.7) por si empeorásemos la situación no ponernos nerviosos y poder volver al punto de partida.

Seguro de movimiento de anillos.
Fig. 8 – Aflojando éste anillo blanco podremos mover libremente los anillos de ajuste.

Ahora debemos, con mucho cuidado (otra vez) de no rozar las bobinas del yugo, mover los anillos hasta dar con la imagen que deseamos. Para ello, lo primero es aflojar un cuarto de vuelta el último anillo blanco (señalado en fig.8) cuya función es presionar a los anillos para mantenerlos fijos en su sitio. No podremos moverlos sin aflojarlo. Mejor dicho, sí podremos pero haciendo mucha fuerza y seguramente rompiendo alguna patilla de las que tienen los anillos para moverlos con facilidad, por lo tanto lo aflojamos y cuando acabemos los ajustes lo volvemos a apretar a su posición inicial.

Y hemos llegado a la parte que más paciencia requiere, pues igual que la maniobra anterior es bastante incómodo tocar los anillos y al mismo tiempo ver la pantalla para observar los cambios. La forma menos incómoda que he encontrado es ponerme frente al monitor y, como si lo abrazara, poner las manos en los anillos e ir moviéndolos observando los cambios en pantalla.

No debemos moverlos todos de golpe, sino empezar por el primer par (el más próximo al monitor) y girar poco a poco, juntando o separando uno del otro y los dos juntos por su eje hasta conseguir el ajuste deseado, y pasar al siguiente par de anillos. Veréis que unos actúan sobre la alineación de los tres colores (rojo, verde y azul) y otros sobre la posición sobre el área de la pantalla.

Colores desalineados.
Fig. 9 – Colores básicos desalineados.

En ésta imagen (fig. 9) podemos apreciar que la parte central, horizontalmente hablando, de los caracteres es correcta pero por la parte superior “se sale” el color verde y por la inferior el rojo. Es un claro ejemplo de desajuste de los anillos.

Ésta es una operación que requiere dos cosas: primero llevar mucho cuidado de no tocar ninguna parte del monitor descubierto, precaución que deberemos llevar siempre que nos aventuremos a manipular un monitor por dentro, y segundo, paciencia. Mucha paciencia y buen pulso para mover cuidadosamente los anillos hasta encontrar el punto de alineación deseado. Una vez conseguido, sería buena idea volver a pintar una raya que cruce todos los anillos para marcar  la posición en que los dejamos para futuros reajustes.

Otros controles de imagen del monitor

Además de los ajustes anteriormente mencionados, hay otros que podemos hacer para terminar de calibrar nuestro monitor Amstrad CTM. Desde fuera del monitor, es decir, sin necesidad de retirar la carcasa, podemos acceder a dos de ellos (fig.10): La sincronización de imagen vertical y horizontal. Para la primera, vemos que sobresale una clavija que al girarla actúa sobre la verticalidad de la imagen, y para la segunda debemos introducir un destornillador fino plano o de estrella por el agujero de la carcasa para poder manipularlo.

Controles de sincronización vertical y horizontal situados en la parte trasera del monitor.
Fig.10 – Controles situados en la parte trasera del monitor.

Para el resto de ajustes debemos quitar la carcasa trasera del monitor, pues se harán mediante pequeños potenciómetros soldados a la placa base. Para manipularlos debemos usar un destornillador cerámico o de plástico para evitar hacer contactos no deseados, o bien aislar la punta de un destornillador normal si no disponemos de otro.

Ésta es la parte de la placa base que nos interesa (fig.11), la mitad izquierda si vemos el monitor desde detrás, tal y como retiramos la carcasa (aunque en la foto está girada a la izquierda para una mejor visualización de los controles).

PCB del monitor.
Fig.11 – Placa base con los potenciómetros de ajuste.

Con el potenciómetro marcado con el número 1 podemos desplazar horizontalmente la pantalla, ideal para centrarla si consideramos que está más hacia un lado o hacia el otro, o ajustarla si se encuentra como en la fig 12 o 13.

Imagen desajustada horizontalmente
Fig.12 – Imagen desajustada
Imagen muy desajustada horizontalmente
Fig.13 – Imagen súper desajusta!!

Con el número 2 expandimos o contraemos el tamaño de la pantalla verticalmente.

Con el número 3 aumentamos o disminuimos la luz del foco. Es importante que no esté demasiado clara, pues cuando el monitor se calienta al llevar un rato en uso, se verá demasiado claro, detalle que se aprecia sobre todo en los partes negras de la pantalla como el borde, resultando demasiado luminosos. Es una buena idea hacer éste ajuste con el paper o al menos el border en negro.

Trasera de la PCB
Fig. 14 – Controles en la trasera de la PCB

En la parte trasera, además de los ya mencionados controles de sincronización horizontal y vertical, encontramos otros dos que servirán para trabajar la definición de la imagen (en fig.15 vemos una imagen mal definida) y otro control para ajustar la claridad de la imagen (en fig.16 vemos una imagen con demasiada claridad).

Imagen borrosa
Fig.15 -Imagen borrosa debido a una mala definición.
Demasiada claridad
Fig.16 – Demasiada claridad.

 También podemos modificar los colores básicos (rojo, verde y azul) mediante las ruedas situadas en la pequeña placa de circuitos al final del tubo (fig.17). Con un destornillador plano podemos girar las ruedas para dar más o menos intensidad a cada uno de los colores. Cada rueda es del color que maneja, muy evidente. Y como en otras ocasiones, es recomendable hacer una foto o marcar la posición inicial de las mismas por si tenemos que volver a ella.

Controles de colores RGB
Fig.17 – Las ruedas de ajuste de intensidad de los colores RGB.

Por último, y ya puestos…

También ocurre a veces que al ajustar el brillo con el potenciómetro lateral, la pantalla hace unos «guiños» que suelen ser debidos a la suciedad que se va acumulando en dicho potenciómetro (fig.18). Pues ya que tenemos el monitor abierto, cuando lo hayamos apagado y desenchufado podemos aprovechar para darle una pasadita con alcohol isopropílico y girarlo completamente por todo su recorrido varias veces, para que el alcohol circule por todo su interior limpiando las zonas de contacto.

Potenciómetro de brillo
Fig.18 – Aquí apuntaremos con el tubo fino del spray para que entre bien el alcohol.

Espero que éstas indicaciones os resulten de utilidad y os ayuden a mejorar la experiencia con vuestros magníficos monitores Amstrad.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Etiquetas
Mostrar más

12 comentarios

  1. Gracias Luis. Ya sabes que tengo spectrum, no amstrad, pero bien me sirve también esa aplicación. Y a los que tienen miedo a electrocutarse, hazlo con cuidado. Yo conseguí calibrar el rgb, en mi tele estaba también en la cebolla esa, tres arandelas con un saliente para poder girar.

    9+
  2. Gran tutorial de reparación, aunque yo no recomendaría tocar nada con el monitor enchufado a nadie que no tenga un mínimo de conocimiento sobre lo que está haciendo.

    Estamos hablando de que hay dentro pueden haber perfectamente 15kv. Incluso con el monitor apagado podría darnos un buen latigazo si tocamos donde no debemos. Aunque también es cierto que esos ajustes no se pueden hacer a ciegas con el monitor apagado.

    Felicidades por el artículo, muy bien explicado.

    10+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar