EntrevistasRetroescena

Restos Software, 35 años en el mundo de los videojuegos

35 años programando y creando arte.

4.5
(17)

El inicio de Restos Software

Fue a mediados de los años 80 cuando en la localidad de Pinto, municipio del sur de Madrid, llegó a una casa, de uno de los bloques de pisos situados en el centro de municipio, un ZX Spectrum + directamente desde los decomisos de la calle Arenal de Madrid; ese fue el inicio de Restos Software y de una vida ligada a los videojuegos.

Emilio Serrano y Dolores García, por fin, habían cedido ante los ruegos de sus hijos Emilio y Javier, y habían comprado ese ZX Spectrum +, que en parte pagaron los hermanos: sin saberlo acaban de marcar el futuro de sus retoños.

Restos Soft, el germen
Emilio y Javier, unos años antes de la fundación de Restos Software en el salón de sus oficinas

Empezaron con el Basic, como tantos otros, aunque pronto vieron quien iba a ser el programador y quien el artista. Cuando el Basic se les quedó corto, pasaron al ensamblador, y tras muchos proyectos inacabados, al fin les llegó la inspiración en forma de The Warrior’s Prayer, que así es como se llamaba originalmente lo que terminó siendo The Prayer Of The Warrior.

Tras muchas horas invertidas, con su ZX Spectrum + y el ZX Spectrum +2 que compraron sus padres viendo que estos niños iban en serio, al fin lograron tener algo que poder enviar a las compañías de software de la época, y se pusieron manos a la obra.

Restos Soft, la carta enviada
Restos Software, carta enviada a las compañías de software

Junto a la carta enviaron una cinta con una demo del videojuego que habían estado desarrollando, con tan solo unas pocas pantallas, y esperaron, pacientemente y cargados de ilusión, la respuesta de alguna de la compañías en las que depositaron todas sus esperanzas.

Restos Soft, la cinta enviada
Restos Software, una cinta como esta fue la que enviaron

Zigurat se interesa por su trabajo

Solo Zigurat contestó, se mostraron interesados por el videojuego, les hicieron algunos comentarios y les pidieron que hicieran también la versión para Amstrad CPC y PC, para lo cual les facilitaron un PC 386 DX, a modo de adelanto por los royalties del juego.

Algunas de las rutinas que usaron en la versión de Amstrad CPC fueron suministradas por la propia Zigurat, tal y como se puede apreciar en la carta que recibieron, firmada por «Charlie».

Restos Soft, carta de Zigurat
Restos Software, carta remitida por Zigurat con rutinas en ensamblador para Amstrad CPC

Corría el año 1992 y el fin comercial del ZX Spectrum en España era inminente, y Zigurat les comunica que finalmente no iban a publicar el videojuego, lo que supuso una gran decepción para los dos hermanos, aunque mirando desde la distancia que marca el tiempo que ha pasado, ellos vivieron el sueño que muchos de nosotros hubiéramos querido vivir, aunque el despertar no fue el deseado.

Zigurat vio algo en ellos

Zigurat, a la vez que les comunicaba la mala noticia, animó a los dos hermanos a que siguieran adelante, que hicieran cosas para PC, ya que tenían el suficiente potencial, y así lo hicieron.

Llevan desde entonces desarrollando videojuegos, han pasado por algunos de los estudios más importantes a nivel nacional, en cada época, y también por alguno internacional. Seguramente algunos de los videojuegos que has jugado llevan parte de su trabajo, ya sea PC Fútbol, Fable o Rime.

Llevan ya toda una vida dedicada profesionalmente a los videojuegos, con sus altos y sus bajos, llena de satisfacciones y decepciones, pero no lo cambiarían por nada, ya que desde que compraron su primera MicroHobby, a mediados de los 80, soñaron con ser lo que ahora son.

Restos Soft en la actualidad
Restos Software, Emilio y Javier en la actualidad

En la entrevista que podéis escuchar a continuación, haremos un recorrido por casi 35 años de carrera desarrollando videojuegos, primero de manera puramente amateur, y más tarde de forma totalmente profesional.

Ya no queda más que dar las gracias a Emilio y Javier por habernos atendido tan amablemente, y a nuestro compañero Xenomorph (José Antonio) por habernos cedido sus composiciones para ambientar la entrevista.

Esperamos que la entrevista os resulte interesante.

El arte de Restos Software

Por último os mostramos algunos de los mapas diseñados por Emilio y dibujados a mano alzada, de lo que terminaría siendo The Prayer Of The Warriors.

Tanto las imágenes que hay en este artículo, como alguna más que nos han pasado los hermanos Emilio y Javier Serrano García, han sido puestas a disposición de diversos grupos para que queden preservadas. ¡La colaboración hace la fuerza!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Etiquetas

7 comentarios

  1. Yo llegué a jugar a la demo , y juraría que a una versión mas depurada ya con zigurat, me las paso J.A. Gamboa, y tenía pinta de juegazo. Puede que las tenga aún en la caja del ZX.

    2+
  2. Creo que todos en algún momento tuvimos la ilusión de crear un juego y que las grandes compañías nos lo publicaran. Que podría ser mejor para un joven chaval con su microordenador que soñar con ser programador…

    Pues Restos Software lo consiguió, ¿Podrían ser ellos nuestros Oliver Twins?

    Que más puedo decir, una auténtica pasada de entrevista con todo lujo de detalles. Con la carta de Zigurat confieso que he soltado una lagrimita 😅

    Muchas gracias Emilio y Javier por regalarnos vuestras experiencias 😄😄😄

    2+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
Configuración de Cookie Box