Videojuegoshomebrew

Cómo se hizo West Bank para android

5
(24)

En esta entrada Fito nos cuenta cómo fue el desarrollo de su remake para android del mítico West Bank para amstrad CPC. es un juego entretenido a la par que divertido que como puedes observar si te apetece descargarlo en tu móvil o tablet y probarlo, tiene una sencilla mecánica de juego.

Sin más, te dejamos con Fito, cuidado que se enrolla el maño 😅

Cuando estaba estudiando (soy del 72), creo que ya estaba en FP (1986 o por ahí), le daba la chapa a mi madre con el Amstrad (creo que todavía solo estaba el 464), y nos compró el 472. No voy a repetir lo que dije en el artículo de mi remake de «Oh Mummy» (Windows), pero alucinado me quedé con esa máquina.

Uno de los juegos que me «dejaron» era el West Bank que, aunque sencillo, no me preguntéis por qué, me gustaba. Y lo siento esta vez por Spectrum, pero el colorido era acojonantemente, infinitamente mejor y el audio, aunque machacón, estaba muy bien.

Pues resulta que escribí, igual que el Oh Mummy, también el West Bank para Windows. Pero siempre me quedaron las ganas de disparar a esos desalmados forajidos, en un West Bank ejecutándose en la pantalla de mi móvil.

Como sabréis, y sino ya os lo digo yo, había una versión para Android West Bank Spectrum, clavadisima y muy bien hecha por Andrés Viedma, equipo Ardent Monkey Games  (si estoy equivocado, por favor, corregidme). Me quito el sombrero. Y decir, y repetir, que aunque parezca un juego chorra, se invierte mucho tiempo en dejarlo igual al original. Ese tiempo invertido se podría haber usado para coger un bloc y un lápiz, y diseñar otros gráficos mejorados HD, pero hemos salido un porcentaje de peña tarada de origen y hacemos estas cosas. Al que me repita ¿por qué no inviertes el tiempo en hacer un remake mejorado segunda parte? ¡Le corto las piernas!

West Bank, el código

Bueno… después de no adjudicarme el mérito de haber sido el primero en remakear West Bank para Android, decir que me siento orgulloso de haberlo acabado, a pesar de mis limitados conocimientos.

Lo primero que hice en cuanto conseguí desplazar las puertas, es enviarle una beta a Álvaro Mateos para que me diera su visto bueno. Aceptó; le recordaba sus viejos tiempos.

De todas maneras, decir que no es Java, ni c++ lo que utilizo. Cualquiera puede usar una librería gráfica, pillar un IDE, cargar en una variable un sprite.png y pintarlo en pantalla. Lo que hace falta es tener esa nostalgia de un pasado mejor, de cuando quedábamos con los colegas a echar unas partidas a dobles, destrozando los joysticks mientras te zampabas el bocata de chorizo, de nocilla, pa amb tumaca o lo que sea; podéis comentar de que eran vuestros bocatas más abajo, jajaja.

También me han dicho que han utilizado esta temática de juego como desarrollo de un ejercicio para los alumnos, cosa que me gusta. ¡A darle al coco!

Empecé con el recortes de Windows a pillar capturas del juego original desde el fantástico WinAPE (gracias Richard), y a comprobar si era capaz de pintar las tres puertas, recoger el gesto del dedo izquierda/derecha y desplazarlas.

Durante semanas fui reuniendo los sprites, y a unificarlos en una sola imagen.

El “Get Ready” de este West Bank queda cutrísimo, ya lo sé, pero ni tengo mucho arte, ni tampoco ingenio gráfico. ¿Por qué lo puse en inglés? Pues supongo que para que llegue a más sitios, no sé.

Luego vino la detección de toques en pantalla para realizar los disparos, y ver si encajan en el interior de cada una de las puertas visibles.

Al principio cargaba todo los sprites «sueltos», pero descubrí el atlas donde se incorporan todos ellos utilizando, en mi caso, «cuadros» de igual tamaño. Se puede utilizar un atlas con objetos de diferente tamaño, pero ya hay que tirar de otro archivo auxiliar con la definición de cada uno de ellos y su posición en el atlas.

Sprites de West Bank para Android

Y finalmente la lógica, que es lo que más cuesta. Definir la personalidad de los personajes de West Bank en el cuerpo del juego, que a medida que salgan personajes, por aletoriedad y según nivel que se le establezca, que desenfunde, dispare o se vayan, dejando pasta o no, según su personalidad.

Luego los enanitos también se me dieron mal; con esta librería va todo a “pedales” y hay que controlarlo todo.

El escalado lo probé en varios modelos de móvil, con varias resoluciones y la virtual navigation var (osea, los botones virtuales en cristiano) me entretuvieron muchos días, al no detectar bien las dimensiones de la pantalla, me salían cortados los gráficos; que igual sigue saliendo mal en otros modelos o tablets, no lo sé.

Y como la función de lógica y dibujo principal la quise utilizar también para el duelo de cada nivel, por cabezón (que soy de Zaragoza), me costó más eso que empezar una función nueva desde el principio, bien limpita.

Diferencias con West Bank original

Entra las diferencias con el West Bank original, sí que notaréis que cuando desenfundan, emiten un sonido de recarga de revólver, de lo contrario era una locura y el que no conoce a los muñecos, no distingue cuando desenfundan. Al enano también le he añadido sonidos cuando encuentras las perras o la bombita.

La música es la original de West Bank, capturada en mp3, tanto en el menú como en el juego (se puede desactivar durante el juego, no soy tan cruel).

Al principio lo comencé de manera que requerías varias bolsas de dinero en cada puerta, llenando una especie de jarrón, pero me separaba demasiado de la idea original, así que volví al cuadrado rojo o azul con el dólar dentro de toda la vida del original.

Ahora, cuando te cargas a un inocente o cuando disparas a un «malo» que todavía no ha desenfundado, he dispuesto que parpadee ese personaje, por si estas en el bús sin audio o estás en el curro jugando sin audio para que no te pille el jefe.

Eso sí, en lugar de dejarlo tal como en el West Bank original, con las 9 puertas, decidí además, poner un botón “Opciones” y  poder seleccionar las puertas, total … como me gusta escribir las funciones y algoritmos de manera que sean versátiles y dinámicas, igual me da indicar al programa 9 que 12 puertas. Y con las puertas visibles lo mismo. Variables NPus (número de puertas) y NpusVisibles (número de puertas visibles). El resto lo hacen las funciones. 🙂 .

Corregidme si me equivoco, pero creo que el malo “de verde” que le digo yo, siempre sale apuntando, ahora no me acuerdo, yo hago que aparezca y por aleatoriedad, desenfunde o no.

El enano, dejo que sea benévolo varios niveles, para que los nuevos jugadores progresen y se diviertan sin morir .

Había pensando en añadir también indios y soldados de la caballería pero, si acaso para más adelante. De momento, seremos fieles al West Bank original.

Records en West Bank

He estado investigado cómo usar las SDK de Google Play Games para utilizar el leaderboard (records en la nube) pero no encuentro un ejemplo claro de dónde fijarme. Mis conocimientos en programación estructurada son flojos. Por eso lo hago mediante un ftp que, al ser gratuito, a veces “casca”. Por cierto, si te lo instalas y te da error al acceder a los records, puedes salir y volver a ejecutarlo a ver si hay más suerte. De todas formas, al acabar la partida, vuelve a bajarse los records para añadir el tuyo, si corresponde. Si en este momento falla la descarga, quizás no guarde el record. ¡Es una puñeta!

ANÉCDOTA

En una de las pruebas masivas que hace Google con los apks que subes, me echaron la bronca porque a la “señora”, nunca mejor dicho, se le veían demasiado algunas partes que no deberían verse (dejémoslo así para no liarla). Por eso veréis que está más recatada que en la versión original.

CRÉDITOS

He sido «muuu pesao» con mis familiares y conocidos para que lo prueben y espero conseguir veinte o treinta descargas que me llenen de orgullo y satisfacción.

Si te he pedido probarlo en la fase de pruebas, y me has dado resultados de la prueba, dímelo y te pongo en los créditos. Si te he olvidado, pido mil perdones.

Han sido un total de dos mil trecientas ochenta líneas de código, escritas con ganas de compartir. Cualquiera que programe sabe que al final se duplican, al menos yo, que mi análisis previo y organigrama lo hago solo por encima, y se hacen muchas pruebas y cambios. Es mejorable, en cuanto a gráficos, pero yo creo que el motor del juego nos llega para echar una partida de cinco minutos cuando estemos en el W.C.

La pantalla de Opciones es especialmente cutre y parece que he invertido tiempo en empeorarla hasta el infinito y más allá, pero es lo que hay. Me canso enseguida de lo mismo y ya quiero «a otra cosa mariposa»

El juego es gratis y no contiene anuncios.

Si tenéis alguna curiosidad técnica de cómo hice algo, me decís.

Si se os ocurre algún juego ideal para pantalla táctil (Amstrad por supuesto), me decís y lo meto en la lista de posibles remakes futuros. Me gustaría hacer un plaga galáctica.

Os dejo aquí el link para descargar este remake de West Bank.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Etiquetas
Mostrar más

4 comentarios

  1. Hola Adrián. Gracias por tu comentario … Si es que nos hacemos mayores con canas y ya chocheamos, pero a veces escribir lo que pasa por tu cabeza, te libera. Y como por aquí, la gente me entiende, pues voy y me descargo y que sirvan de algo las horas que le meto al Visual Studio y las rayadas de cabeza que me cuesta. Un abrazo!

    5+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar