Hardware

Amstrad CPC 664: tras el Santo Grial

4.7
(19)

El Amstrad CPC 664 fue y sigue siendo uno de los ordenadores ochenteros más desconocidos y buscados. Conozcamos algo más de su breve historia…

A finales de 1984 y tras el sorprendente éxito en ventas del Amstrad CPC 464, lanzado en abril de 1984, el equipo de Amstrad se planteó la incorporación de un nuevo microordenador con las mismas características técnicas que el CPC 464 pero con unidad de disco integrada, la cual sustituiría como principal método de carga de software a la pletina de casete del colorido modelo original.

La idea vino dada tras el éxito comercial de la unidad de disco de 3″ para el 464, la FD-1, que junto a la controladora de disco DDI-1 permitían al modelo de casete ejecutar cualquier software de una manera rápida, ágil y cómoda, dotándolo además de una compatibilidad casi universal proporcionada por el sistema operativo CP/M de Digital Research.

Y así nacería el Amstrad CPC 664, quizás el modelo más desconocido pero sin embargo más buscado de toda la gama CPC: el Santo Grial de los Amstrad.

Amstrad CPC 664: tras el Santo Grial 2
Amstrad CPC 664

Características del 664

El Amstrad CPC 664 es un ordenador de 8 bits que incorpora un microprocesador Zilog Z80A a 4 MHz de reloj. No obstante, y al estar la memoria RAM compartida con el circuito de vídeo, el 664 tiene una velocidad real de 3.3 MHz.

Más en concreto, este micro cuenta con 64 KB de memoria RAM y 48 KB de ROM, 16 KB mayor que la de su antecesor, el Amstrad CPC 464. Por supuesto carece de disco duro o cualquier otro sistema de almacenamiento masivo que se le parezca.

Amstrad CPC 664: tras el Santo Grial 3
Placa base del 664

¿Cómo lo ves?

Como controlador de vídeo utiliza el gate-array de Amstrad con referencia 40010 y el chip CRTC 6845 es el empleado para los gráficos. Esto nos posibilita trabajar con tres modos gráficos distintos, con una resolución máxima de 640 x 200 píxeles a dos colores y un máximo de 16 colores a una resolución de 160 x 200 píxeles.

La señal de salida de vídeo es RGB, siendo la de mayor calidad posible para la época. Esto hace que el CPC se vea de una manera nítida, colorida y sin interferencias. Cabe destacar que la mayoría de microordenadores contemporáneos al Amstrad contaban exclusivamente con salida de vídeo modulada en RF, la cual había que sintonizar en un canal de UHF. Otros micros de origen norteamericano incorporaban con frecuencia una salida de vídeo compuesto adicional, que aunque mejor que la RF sigue siendo infinitamente de peor calidad que la RGB del sistema que nos ocupa.

Amstrad CPC 664: tras el Santo Grial 4
Diseño de la placa de la disquetera

El Amstrad CPC 664 podía ser adquirido con el monitor color CTM 644 o con el monitor de fósforo verde GT 65, siendo este último algo más económico. Ambos monitores suministraban al teclado los 5 VDC necesarios para su funcionamiento así como los 12 VDC adicionales para el motor de giro del disquete.

Independientemente y como accesorio adicional se podía adquirir el modulador de RF Amstrad Module MP-2, el cual permitía al usuario conectar su CPC a cualquier televisor a través de la toma de antena y sintonizarlo a todo color. Además, dicho modulador incorporaba también una fuente de alimentación dual para suministrar los 5 y 12 VDC al teclado, imprescindibles para su funcionamiento.

Amstrad CPC 664: tras el Santo Grial 5
CPC 664 funcionando con modulador MP-2

¡¡Suena que truena!!

Para el sonido estéreo el 664 emplea un chip de General Instruments, en concreto el AY-3-8912, el cual permite al usuario manejar tres canales de sonido de ocho octavas y un canal de ruido blanco independientemente.

El conjunto teclado-CPU trae un altavoz integrado en su parte frontal derecha, cuya salida es mono. No obstante, su calidad es bastante decente pero, si ésto no fuera suficiente, siempre es posible conectar el CPC a un amplificador estéreo o a unos auriculares a través de la salida estéreo que icorpora en el frontal.

Periféricos de entrada

El teclado del 664 es «de membrana con muelles», lo que le confiere un tacto semi-profesional. Su diseño parece que estuvo inspirado en los MSX, microordenadores japoneses muy populares de principios de los ochenta, siendo las teclas de función y cursores bastante grandes y de un color azul cielo, algo exclusivo de este modelo y que sin duda le caracteriza.

El resto del teclado alfanumérico es de un tono gris claro, similar al de cualquier teclado convencional. En este punto hay que reseñar que las membranas originales de los Amstrad CPC 664 son su talón de Aquiles, ya que es muy fácil que se corten las pistas y deje de funcionar un conjunto de teclas. Afortunadamente a día de hoy es posible conseguir membranas nuevas de repuesto en Sell My Retro o eBay, aunque no siempre están disponibles.

Amstrad CPC 664: tras el Santo Grial 6
Conexión de la membrana del teclado a la placa base

Hablando del teclado cabe destacar que Schneider, la marca alemana que comercializó los Amstrad CPC en tierras bábaras, sustituyó el teclado original con teclas de función en color azul celeste por un teclado con teclas de función en un tono beige, algo más discreto y menos llamativo.

Como hemos comentado anteriormente, el Amstrad CPC 664 incorpora una unidad de disco para la carga de software. Dicha unidad permite al CPC manejar disquetes CF2 de 3″ con 178 KB por cara en formato «CPC Data» y una capacidad total de 356 KB por disquete. La disquetera es bastante primitiva y cuenta con tan solo un cabezal de lectura/escritura en la parte inferior de la misma, lo que obliga al usuario a girar el disquete manualmente para hacer uso de las dos caras.

Amstrad CPC 664: tras el Santo Grial 7
Disquetera de 3″ de «boca ancha»

También es posible conectar una unidad de disco externa al CPC a través del conector Edge de 34 pines que trae incorporado. Inicialmente este puerto de expansión fue diseñado para conectar una unidad de disco Amstrad FD-1 de 3″, aunque es posible conectar sin mayor problema una disquetera de PC de 5.25″, 3.5″ o incluso un emulador de floppy Gotek, tras realizar previamente alguna que otra modificación.

Amstrad CPC 664: tras el Santo Grial 8
Disqueteras de 3.5″ de PC modificadas para CPC

Al margen de esto y como anécdota diremos que el CPC 664 ya en su época debería de haber incorporado una disquetera de doble densidad de 3.5″, pero debido a su alto precio, ya que en 1985 esta tecnología era relativamente nueva, el equipo técnico de Amstrad prefirió montar en los 664 las viejas unidades de 3″ antes que las de 5.25″, argumentando una mayor robustez de los discos así como un tamaño más reducido y compacto.

Como sistema de carga de software alternativo, el 664 incorpora un puerto DIN-5 para poder conectar una pletina de casete externa y así cargar las cintas destinadas al Amstrad CPC 464 en el 664. Es destacable el control de marcha-pausa de la cinta a través de un pequeño relé incorporado en la misma placa base, tal cual haría un 464 con su pletina original.

Amstrad CPC 664: tras el Santo Grial 9
Conexiones para datasete, joystick y sonido estéreo

Algunas cosillas más…

Para los más jugones diremos que el 664 es una buena máquina de juego y entretenimiento. A pesar de su denostado scroll tiene unos gráficos bien definidos y coloridos, nada despreciables para la época. El puerto de joystick con conector DB-9 y norma Atari hace a cualquier CPC compatible con los mandos de otros sistemas domésticos como la Atari 2600, la Sega Master System y por supuesto la Amstrad GX4000 / Plus.

Si por algún casual nos quedásemos cortos de memoria RAM o quisiéramos conectar al 664 algún otro periférico, el Amstrad CPC 664 incorpora un conector Edge de 50 pines para tal efecto. Esto abre el CPC a multitud de expansiones tanto antiguas (memorias, lápiz óptico, sintentizador de voz, módem RS-232, etc.) como modernas (CPC Dandanator Mini, DES, M4 Board, Zaxon’s DDI-3, etc.).

Amstrad CPC 664: tras el Santo Grial 10
Puertos de expansión y de impresora, de izquierda a derecha

Sistema operativo y software

En cuanto al software que trae diremos que el Amstrad CPC 664 cuenta con sistema operativo AMSDOS y con el intérprete de BASIC 1.1 de Locomotive, ambos contenidos en la ROM y de arranque instantáneo. Además Amstrad suministró de origen un disco con el sistema operativo alternativo CP/M 2.2 y el lenguaje de programación LOGO, lo que abría un mundo de posibilidades al CPC 664.

Inicialmente Amstrad a través de su filial de desarrollo de software, Amsoft, nutrió al Amstrad CPC 664 de multitud de aplicaciones, juegos y compiladores. Así pues, tenemos disponibles además de BASIC, LOGO y Ensamblador otros lenguajes de programación como C, Pascal, Forth, Fortran o Cobol.

Además, dada la popularidad y el gran número de ventas de la gama CPC multitud de compañías de desarrollo hicieron y siguen haciendo a día de hoy juegos y aplicaciones para el Amstrad CPC.

Si alguno de vosotros anda buscando algún programa o juego en concreto para el CPC y no lo encuentra, no hay que preocuparse, ya que siempre podremos descargar con seguridad una copia de CPC-Power o cualquier otro servidor de archivos cpceros, dado que la mayor parte del catálogo amstradiano ha sido liberado.

Breve pero intenso

Resumiendo un poco diremos que por desgracia la vida del Amstrad CPC 664 fue corta, fugaz y breve, lo que hace a este modelo de la serie CPC tan exclusivo y especial. Su producción se inició en mayo del 85 y cesó abruptamente en agosto de ese mismo año.

Fue comercializado desde junio hasta diciembre de 1985, durante unos escasos seis meses, cuando fue radicalmente sustituido por el Amstrad CPC 6128, el cual ya contaba con 128 KB de memoria RAM, unidad de disco y un diseño más parecido al de un PC que al de una máquina de juegos.

La corta vida del 664 se debió al cambio de estrategia comercial por parte de Amstrad, orientando siempre sus productos a la demanda por parte del consumidor y a la obtención de mayores beneficios. Así pues con el 6128 se pretendió actualizar el producto a la demanda de un mercado más profesionalizado y ya de paso evitar el arancel para microordenadores de menos de 64 KB, como ocurriese con el CPC 472 en España.

Amstrad CPC 664: tras el Santo Grial 11
Cursores y disquetera

Se estima que se vendieron en total unas 10.000 unidades en Europa, de las cuales se desconoce cuantas pueden quedar en funcionamiento. Esto hace que sea difícil, aunque no imposible, conseguir un 664 a «buen precio». Si alguno anda buscando por casualidad un Amstrad CPC 664 lo más probable es que «se tenga que entregar».

En este vídeo podéis ver el Amstrad CPC 664 más de cerca y en acción.

🎖️ Amstrad CPC 664: el Santo Grial CPCero

Un placer como siempre escribir esta entrada.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Mostrar más

16 comentarios

  1. es una auténtica delicia de ver, no obstante, si no lo tenéis…os aventuraríais en adquirir el Schneider 664 a pesar de no ser tan llamativo como el Amstrad?, dejo esta pregunta y me escabullo lentamente…

    2+
    1. Pues tío, he visto el Schneider 664 del amigo Drtad en vivo y en directo y la verdad es que es bonito, pero no es comparable al azulón de las teclas del 664 de Amstrad. No obstante, si no tuviera un 664 de Amstrad y se me pusiera a tiro y a buen precio el Schneider, sin duda lo pillaría.

      0
  2. En la academia de informatica donde aprendi a programar alla por el año 86 tenian un montón de ellos , supongo que aprovecharoneel stook sobrante cuando entro en escena el cpc6128.
    La verdad es que yo le tengo un cariño especial porque fue en ese teclado donde programe mis primeras lineas de codigo.

    6+
  3. Tuvo una vida corta e intensa, efectivamente. Como dicen en Blade Runner: «La luz que brilla con el doble de intensidad dura la mitad de tiempo. Y tú has brillado mucho, CPC 664».

    Buen artículo, enhorabuena, Pablo.

    8+
  4. Como sirmpre Pablo, muy buen articulo. Que suerte tenemos los que nos gusta el Amstrad tener a AUA para preservar nuestro sistema.
    Un abrazo y a seguir asi

    11+
  5. La verdad es que es un ordenador chulísimo. Sí que me gustaría tener uno, pero ya sabéis lo loca que es la gente con los precios. Una vez más un estupendo artículo para conocer un poquito más este ordenador.

    7+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba